IGNACIO LARRAÑAGA, SACERDOTE CAPUCHINO

NO SOLO EL AMOR SUSTENTA UN MATRIMONIO

Diario El Sur, Concepción, jueves 22 de Octubre de 2009

 

En su paso por Chile, el franciscano habló con El Sur sobre el divorcio y los caminos para recuperar el afecto.

Por Gianina Paredes C.

 

Entre cinco y seis subinscripciones de divorcio se ingresan diariamente en el Registro Civil de Concepción siendo casi el mismo número de matrimonios celebrados. Según relata una fuente del organismo público, el año pasado la cifra era bastante más elevada, puesto que “era el boom, todos querían divorciarse”. Además indicó que los matrimonios prefieren divorciarse por común acuerdo, ya que así el proceso es más rápido.

TAMBIEN SUFRIR

Para el reconocido sacerdote español capuchino, creador de Encuentros de Experiencia de Dios y fundador de los Talleres de Oración y Vida, padre Ignacio Larrañaga, los 34 mil divorcios que hasta el 31 de agosto se han efectuado en Chile son signos de lo débil que es hoy la unión de la pareja. Con motivo de su gira mundial denominada “Al Encuentro contigo”, el franciscano de 81 años visitó Concepción, estuvo con los fieles y se tomó algunos minutos para conversar con El Sur sobre este complejo tema. Para él, el problema se resume a escasa autocrítica y una nula capacidad de perdonar.

Padre, ¿por qué cree usted que las personas deciden divorciarse?

He conversado con millares de parejas y desde mi punto de vista la cosa está clara, nadie quiere morir. Morir es una palabra fea pero los matrimonios deben trabajar en la comprensión mutua, el perdón, la aceptación, el integrarse en una unidad los dos. Todos esos procesos presuponen morir, ceder, callar algo y, al final, amar es callar un poco, morir un poco. Eso es lo que el hombre y la mujer no quieren hacer de ninguna manera. Quieren aprovechar lo gratificante del matrimonio, pero se les dice que cuando hay que perdonar, hay que olvidar se ponen exigentes. No quieren hacer autocrítica. Entonces, yo entiendo que por esta razón el matrimonio se va separando, el amor se va acabando y alegremente van en busca de otra persona. Van de naufragio en naufragio, porque el segundo matrimonio también desaparecerá si no hay autocrítica, si no hay un entender el amor y aceptar al otro tal cual y como es.

Pero, ¿Qué hacer cuando el amor se muere?

Es normal que muera, pero tiene que haber otros valores que lo sustenten. Son los mismos esposos los que tienen que hacer todo el esfuerzo a través de pequeños detalles cada día. Hay un libro en el que escribí consejos prácticos y concretos que se llama “matrimonio feliz”. Estamos haciendo todo lo posible para que el matrimonio, la familia y la sociedad vayan bien.

Hay casos en que la convivencia matrimonial y familiar se rompe, por ejemplo, cuando existen adicciones o violencia ¿Qué pasa ahí?, ¿Es correcto o no terminar esa relación?

Si el marido o la mujer se entregan a las adicciones es porque el matrimonio no va bien. Si el amor se cultiva y ambos se sienten bien con su amor esas cosas no tendrían por qué pasar.

El perdón, entonces ¿está implícito en el matrimonio?

El perdón, la comprensión mutua, callar muchas veces, ceder muchas veces, dejar pasar muchas veces, todo eso es morir, entonces es un amor no romántico, sino oblativo. Si el amor romántico por el cual se han casado no pasa al amor oblativo, que presupone el sufrimiento y recibir al otro en los aspectos negativos, el matrimonio naufragará.

¿Qué diagnóstico hace usted de la familia chilena?

Creo que los mismos males que hemos insinuado en esta charla, están haciéndole mucho daño a la familia. La gente se alimenta de las telenovelas y ¿de ahí que? Fantasear, y ¿de ahí qué? Pues hay un mínimo roce en el matrimonio, las palabras sacan palabras, la violencia engendra violencia y tienen que separarse.

¿Las parejas están alejadas de la espiritualidad?

Totalmente, es una sociedad pagana. Se prescinde de Dios y entonces no hay ningún valor, nada tiene sentido. La familia automáticamente va bien si el matrimonio va bien.

Nombre del periódico: El Sur- Concepción

Nombre del artículo: No sólo el amor sustenta un matrimonio

Año: 2009

Fecha publicación: 2009, octubre 22

País: Chile

Autor: Paredes, Gianina

Páginas: p.16