Novedades Fundación TOVPIL

María, la Madre, fue caminante. Recorrió nuestras propias rutas, y en su caminar existieron las características típicas de una peregrinación: sobresaltos, confusión, perplejidad, sorpresas, miedo, fatiga…Sobre todo existieron interrogantes: ¿qué es esto? ¿será verdad? ¿y ahora que haremos? No veo nada. Todo está oscuro.


Su vida no fue turismo. Igual que todos nosotros, también ella fue descubriendo el misterio de Jesucristo, con la actitud típica de los Pobres de Dios: abandono, búsqueda humilde, disponibilidad confiante. También la Madre, fue caminando entre calles vacías y valles oscuros, buscando paulatinamente el Rostro y la voluntad del Padre. Igual que nosotros.


Según los textos evangélicos, eso fue la vida de María: una navegación en un mar de luces y sombras.


La grandeza de la Madre está en que cuando no entiende algo, ella no reacciona angustiada, impaciente, irritada ansiosa o asustada. En lugar de eso toma la actitud típica de los Pobres de Dios: llena de paz, paciencia y dulzura, toma las palabras, se encierra sobre sí misma, y queda interiorizada, pensando ¿qué querrán decir estas palabras? ¿cuál será la voluntad de Dios en todo esto?. Así ella se repliega en su interior y llena de paz va identificándose con la voluntad desconcertante de Dios, aceptando el misterio de la vida.


¿Qué se consigue con resistir los imposibles? En esos momentos nos corresponde actuar como María: cerrar la boca y quedar en paz. Nosotros no sabemos nada. El Padre lo sabe todo. Si podemos hacer algo para mudar la cadena de los sucesos, hagámoslo. Pero, aquellas realidades que nosotros no podemos cambiar ¿para qué luchar contra ellas?


Y entonces puede presentarse diciéndonos: Hijos míos: Yo soy el camino. Vengan detrás de mí. Hagan lo que yo hice. Recorran la misma ruta de fe que yo recorrí y pertenecerán al pueblo de las bienaventuranzas:

¡Felices aquellos que, en medio de la oscuridad de una noche, creyeron en el resplandor de la luz!

Del libro El silencio de María de p. Ignacio Larrañaga

Fundación TOVPIL

Fundación Talleres de Oración y Vida
Padre Ignacio Larrañaga

Contacto

El Rodeo 13555 Lo Barnechea. Santiago, Chile

 

fundaciontovpil@gmail.com

 

56 222458407

Siguenos en
  • Twitter Icono blanco

© 2020 Fundación TOVPIL by Awesome Design