Novedades Fundación TOVPIL

Cruzar las fronteras de la limitación


¿Es compatible la omnipotencia y el amor de Dios con el dolor y la angustia del fracaso humano? Se ha dicho: sólo el que se queja contra Dios, toma en serio a Dios.


Si recordamos la figura de Job, sacaremos la conclusión de que discutir con Dios, pedirle cuentas, e irritarse contra El... es una tradición bíblica desde los días de Moisés. “No me condenes; hazme saber qué tienes contra mí” (Job 10, 2s). Se puede ser creyente a favor de Dios; también contra Dios; pero nunca sin Dios.


Dios no quiere el dolor de las creaturas. Dios no quiso el fracaso de su Hijo, ni lo entregó a la muerte. Dios, lógico consigo mismo y fiel a las leyes de la creación, permitió que estas leyes funcionaran normalmente, no irrumpió la marcha normal de la historia.


Ante Dios cada persona tiene más valor que el que se da la persona a sí misma. Y ese amor de Dios está contenido en una historia de amor. Fue la historia de la compasión y de la solidaridad que Jesús manifestó a los necesitados de amor: los insignificantes, los olvidados y abandonados, aquellos a quienes nadie mira, nadie ama porque no son amables, y no son amables porque no son amados. Con todos ellos manifestó Jesús predilección. ¿Conclusión? Dios está preferentemente con los fracasados.

La cuestión es sacar valor de las entrañas de la fe, una fe en El Dios creador y consumador. La fe es, pues, el coraje de “ser”. Según esa fe, vamos de camino hacia un reino donde no existe el ángel exterminador y, por consiguiente, tampoco la angustia. Pero durante el camino necesitamos convivir con la angustia y el fracaso.


Ello no significa, sin embargo, que debamos rendirnos de antemano ante la inevitabilidad del fracaso. Al contrario, estamos obligados a sacar energía del mundo de la fe para transponer las fronteras de la limitación, tratar de prevenir el fracaso, y si, acaso, éste fuese un hecho consumado, no dejarnos abatir bajo su peso, sino en la fe y la esperanza, sacar lecciones de sabiduría con una buena cuota de autocrítica y ... comencemos otra vez.



Extractado del libro Las fuerzas de la decadencia del p. Ignacio Larrañaga


Fundación TOVPIL

Fundación Talleres de Oración y Vida
Padre Ignacio Larrañaga

Contacto

El Rodeo 13555 Lo Barnechea. Santiago, Chile

 

fundaciontovpil@gmail.com

 

56 222458407

Siguenos en
  • Twitter Icono blanco

© 2020 Fundación TOVPIL by Awesome Design